Puente inca tejido con sogas vegetales

El puente colgante Q’eswachaca, ubicado en la provincia de Canas, en Cuzco, Perú. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Instituto Nacional Cultural (INC) de Perú el 5 de agosto del 2009 y el 4 de diciembre del 2013 la Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Se encuentra a 13 mil pies de altura y todos los años en el mes de junio es tejido nuevamente, como una costumbre ancestral que se mantiene desde hace 600 años,  por cuatro comunidades que habitan la zona: Chaupibanda, Choccayhua, Ccollana y Winch’iri,

 

Sus sogas están hechas con fibras de hierbas, en base a conocimientos tecnológicos prehispánicos, esto lo convierte en único en su tipo y fundamental para la identidad cultural de estas comunidades andinas.

 

El puente tiene28 metros de largo y 1.20 metros de ancho, se inicia una semana antes, primero con la recolección del ichú y luego con la elaboración de las sogas de distinto grosor y resistencia.

 

Durante los días de elaboración mujeres, hombres, y niños de 800 familias participan.

 

Este increíble puente honra y sigue manteniendo con vida el legado de la civilización Inca.

 

 

 

La soga desde la Prehistoria

Se utilizan cuerdas para la caza, el empuje, el estirado, atado, la suspensión y ascensión a cimas de montañas desde épocas prehistóricas. Desde siempre ha sido esencial en las actividades humanas básicas.  En un principio la longitud de las cuerdas alcanzaban el largo de las fibras de la planta, cuando surgió la necesidad de fabricarlas más largas, surgió la idea de retorcerlas. La cuerda más antigua registrada se encontró cuasi fosilizada en la cueva de Lascaux, se calcula que tiene una antigüedad de 17 mil años, se trataba de una soga de 65mm de diámetro.

 

La primera civilización que desarrolló la primera máquina especial para fabricar sogas fueron los antiguos egipcios, Y esas primeras sogas tienen entre 4 mil y 3 mil quinientos años de antigüedad, la materia prima principal eran los juncos.  A partir del 2 mil ochocientos antes de Cristo se conocen diversos tipos de cuerdas fabricadas en China.

 

La forma más extendida en un principio por Occidente, fue la cuerda torcida, también llamada cuerda enrollada. Consistía en tres cuerdas que se tuercen para aumentar la fortaleza y resistencia el conjunto.

 

Las cuerdas trenzadas se realizan generalmente con fibras sintéticas como poliéster, nylon o polipropileno. El poliéster es altamente resistente al estiramiento, a la abrasión y a los rayos UV. El nylon también posee buena resistencia a las inclemencias del tiempo, mientras el polipropileno es elegida a causa del bajo costo y la baja densidad que le permite flotar en el agua.